Supella longipalapa, una nueva especie de cucaracha

Supella longipalpa, o cucaracha de banda marrón, es una nueva especie de cucaracha de origen africano que ya se ha establecido en España.

Se puede confundir con la especie Blatella germanica, (cucaracha alemana) la típica cucaracha que encontramos en casas y en industrias de alimentación. Pero a diferencia de ésta, necesita menos cantidad de humedad lo que implica que su distribución es más amplia y por consiguiente es más dificil de controlar.

La Supella longipalpa, habita preferiblemente en zonas cálidas, incluso a temperaturas superiores a 27ºC. Podemos encontrarla en zonas tan dispares como el techo, marcos de cuadros, partes altas de paredes, …etc. Se distribuyen por todas las zonas de la casa, incluso salas de estar y dormitorios. Tienen hábitos nocturnos ya que evitan la luz, por ello no suelen verse de día.

Se trata de una plaga doméstica que se añade y, por tanto no compite, con las otras cucarachas habituales.

La cabeza es de forma acampanada y de color marrón con los laterales translúcidos. Las alas son oscuras en la base haciéndose más claras hacia las puntas. Poseen una banda pálida en la base y otra aproximadamente a un tercio de la base. Las hembras no pueden volar, pero los machos lo hacen con facilidad. Siendo los machos más grandes que las hembras.

Presenta varios estados ninfales y la ooteca es de color marrón claro.

La hembra porta la ooteca entre 24 – 36 horas, posteriormente la adhiere en un lugar seguro. Cada una puede contener entre 14 y 18 huevos y cada hembre puede producir unas 14 ootecas a lo largo de su vida, lo que supone aproximadamente 252 nuevos individuos.

Una característica de esta especie, es que las hembras tienden a depositar las ootecas en el mismo lugar, llegando a concentrarse gran cantidad de ellas.

La cucaracha de bandas marrones, es muy austera porque no necesita comer mucho y se encuentra dispersa por la casa. Es omnívora, por lo que puede ingerir cualquier tipo de materia en descomposición como las otras especies, pero tiene especial predilección por los materiales ricos en almidón (pegamentos y otros materiales utilizados en encuadernaciones, empapelados, tapicerías, etc.) Esto provoca que puedan vivir en librerías y causar graves daños en libros antiguos. También pueden vivir detrás de paredes empapeladas, en un armario o en un cajón.

Precisamente esta dispersión es lo que la hace más difícil de combatir, ya que los tratamientos de control deben ser más generalizados y no tan localizados como para las otras cucarachas.

La mejor opción para combatirlas es mediante tratamientos específicos y aplicados por personal cualificado.


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>